Los préstamos personales que más solicitamos

Los préstamos personales en España son los más populares y solemos recurrir a ellos con bastante frecuencia. Los también conocidos como microcréditos forman parte de nuestras finanzas mes a mes mediante tarjetas de crédito o mediante préstamos tanto de las entidades bancarias como de otras empresas dedicadas a la financiación y algunas especializadas en los llamados créditos rápidos.

De hecho, en relación a otros países de la Unión Europea, los españoles podemos decir que abusamos de este recurso. La tendencia es contar con varias cuotas de diversos préstamos, que se acumulan a veces sin control sumando pequeños créditos para superar el fin de mes o cubrir pequeños imprevistos (que no superan los 1.000€) junto a otros de mayor cuantía por encima de los 5.000 y hasta los 10.000€.

 

¿Qué créditos o préstamos personales son los más solicitados?

El acceso a los microcréditos está tan extendido que ya los utilizamos de forma frecuente a lo largo del año. La publicidad está en todas partes y con una llamada podemos disponer en 24 o 48 horas de un dinero extra para una compra elevada o un proyecto personal.

Salvo excepciones como pueden ser los deudores registrados en ASNEF o RAI, estos préstamos se conceden sin dificultades y lo hacemos sin apenas valorar las condiciones ni la letra pequeña. Incluso en estos casos en LP Financiación recomendamos pensarlo y comparar diversos productos o consultar con nuestros asesores, especialmente en los casos en que la cantidad a solicitar supera los 2.000 o 3.000€.

Pero aquí el tema que tratamos es conocer a qué destinamos los microcréditos y cómo podemos gestionarlos para obtener las mejores condiciones.

Sin duda, el rey de los préstamos personales es el destinado a la compra de vehículos ya sean nuevos o seminuevos, aunque también se emplean para coches de segunda mano. Después estarían los créditos destinados a la reforma de una vivienda. Y en estos meses se disparan los préstamos dedicados a viajes, principalmente para vacaciones en familia, cruceros o destinos en el extranjero.

Vamos a analizar los principales préstamos y también terminaremos hablando de otros créditos que aunque son habituales, no solemos pensar en ellos como tal como son compras de tecnología y para estudios.

 

Créditos para comprar un coche

La industria de la automoción experimentó un gran descenso en la venta de vehículos durante los años más duros de la crisis. Cuando antes solíamos cambiar de vehículo a partir de los 5 años, con la crisis empezamos a ampliar la renovación de 2 a 3 años más.

De ahí surgieron algunas fórmulas que hoy en día conocemos y que estaban enfocadas a facilitar la compra como el leasing o renting. De modo que ahora además de la opción de comprar un vehículo a plazos, también podemos tenerlo alquilado con ventajas como mantenimiento y cambiar de coche en el plazo de unos años.

microcreditos-coche

Comprar o alquilar un coche

La pregunta que muchos compradores se hacen hoy en día es si merece la pena comprar un vehículo, ya que como se suele decir nada más salir por la puerta ya empieza a perder valor, además de los mantenimientos, averías, etc. Las nuevas fórmulas incluyen revisiones y paso por el taller con un kilometraje máximo establecido por año, que en caso de superarlo conlleva un tipo de penalización económica, pero en cualquier caso es la marca la que se ocupa de ese mantenimiento y repuestos.

Estas fórmulas ya no son exclusivas de los departamentos financieros de las marcas, sino que bancos y otras entidades de crédito han creado sus propios productos de financiación especializados en la compra de vehículos. Y ahí es donde ponemos nuestro foco de atención y nuestra recomendación es no limitarse a la oferta oficial que nos marcan en el concesionario y consultar otros créditos para adquirir nuestro bólido.

¿Qué tener en cuenta para pedir un préstamo para un vehículo?

A la hora de elegir un crédito para comprar un vehículo, además de los intereses y plazos como suele ser habitual, hay que hacer cuentas junto con otros créditos, tarjetas y cuotas de éstas que se sumarían a los pagos de cada mes. Al poder elegir entre diversas entidades financieras hay que estudiar las ofertas, ya que el pago de un vehículo se puede extender de 3 a 5 años y, es ahí donde vamos a notar los intereses. Mínimo la cuota mensual de un coche va a suponer entre 150 y 200€ en los utilitarios de precio medio. Por no hablar de los vehículos de media y alta gama.

En definitiva, la compra de un vehículo es una de los créditos más solicitados en España y motivo por el que más nos endeudamos. Por ello, nuestra recomendación en LP Financiación es que al tratarse de una inversión importante, consultar todas las posibilidades no sólo en su banco sino en otras entidades y elegir la más conveniente o acceder a una reunificación de deudas si contamos con varios créditos activos para obtener mayores ventajas.

 

Créditos para reformar una vivienda

Reformar una vivienda ya sea de forma parcial o total también ocupa un puesto importante en el ranking de solicitudes de préstamos. En este caso la financiación necesaria puede variar desde los 2.000€ y superar los 10.000€ en las reformas integrales, hasta alcanzar incluso los 30.000 y 50.000€.

Cuando solicitamos este tipo de financiación suele estar relacionado con la compra de una vivienda de segunda mano. Desde cambiar suelos, puertas, renovar la cocina o el baño, hasta comprar muebles. Ya sea contratando a una empresa dedicada a obras o para realizarlo por nuestra cuenta, sólo la compra de materiales suponen un elevado coste que exigen la necesidad de un préstamo personal.

creditos para viviendas

¿Qué tener en cuenta para pedir un crédito para una reforma?

En algunos casos y debido a que una reforma en profundidad puede suponer un elevado presupuesto, nos planteamos realizar la reforma en varias fases o periodos. Sin embargo, esta opción supone muchos inconvenientes por gastos añadidos en la mano de obra y algunos materiales, por ejemplo si una obra requiere volver a pintar o arreglar una pared, levantar de nuevo el suelo o retirar puertas y ventanas. Lo mejor es tratar de realizar toda la obra de una sola vez y buscar un préstamo adecuado.

En el caso de las reformas del hogar encontramos también algunas fórmulas en cuanto a financiación que debemos estudiar dependiendo de la cuantía a invertir. Muchos bancos y entidades de crédito cuentan con productos específicos para este fin.

De hecho, cuando la reforma está asociada a la compra de una vivienda podemos solicitarla como parte del préstamo de la hipoteca, ya que algunas entidades y asesores como es nuestro caso en LP Financiación, podemos ofrecer soluciones de hipotecas 100%.

Otro recurso es negociar un pago aplazado con la empresa de reformas, ya que algunas especializadas en este tipo de obras contemplan varios pagos con el fin de facilitar la decisión del cliente, entregando una cantidad al inicio en concepto de compra de materiales y dejando mano de obra y otros gastos relacionados en 3 y hasta 6 plazos.

¿Qué supone un préstamo hipotecario para reformar la vivienda?

Si la reforma la realizamos con posterioridad a la compra de la vivienda y siempre que la financiación esté destinada a la misma, podemos solicitar el crédito como parte de la hipoteca en vigor o bien con la vivienda como garantía hipotecaria en el caso de que ya esté cubierto por completo el préstamo.

Lo que nos van a exigir para poder hacer viable el solicitar financiación por esta vía es que lo que resta de hipoteca más la nueva cantidad que se solicita en el préstamo no supere un 80% o 70% del valor de la vivienda.

En caso de que no fuera posible esta última opción, también podemos buscar otras soluciones bien con nuestro banco o mediante asesores.

Summary
Los préstamos personales que más solicitamos
Article Name
Los préstamos personales que más solicitamos
Description
¿Sabes cuales son los préstamos personales que más solicitamos? no te lo pierdas.
Author
Publisher Name
LP Financiación
Publisher Logo

Leave A Comment

Call Now Button