Recupere el equilibrio financiero agrupando sus deudas

Una reunificación de deudas podría ayudarle a recuperar el equilibrio financiero rápidamente

Una reunificación de deudas, reagrupación o unificación de créditos y préstamos personales definitivamente podría ayudarle a recuperar el equilibrio financiero. Dado el clima de dificultades que impregna la situación económica actual, muchos consumidores están agobiados por altos intereses de las deudas de tarjetas de crédito y recurren a la unificación de prestamos para aliviarse.

De hecho, los problemas de no pago de deudas están causando a muchas personas considerar la posibilidad drástica de declararse en quiebra, una acción que era totalmente impensable para ellos hace un tiempo atrás.

Consciente de las grandes consecuencias negativas que conlleva una bancarrota, los consumidores están buscando soluciones alternativas que alivien sus problemas para ayudarles a recuperar su equilibrio financiero.

¿De que se trata una reunificación o agrupación de deudas?

La unificación de deudas personales se trata de obtener un préstamo de crédito hipotecario por medio de un a refinanciación y con ese dinero se pagan las deudas y créditos de consumo. Generalmente se alarga el plazo de la hipoteca y se obtiene un interés mas bajo. Al agrupar todos los créditos y préstamos personales en uno, el prestatario ahorra dinero en la mensualidad de sus pagos.

No te pierdas nuestro post “Consejos y soluciones para pagar deudas” infórmate ahora.

Por medio de una refinanciación de préstamo hipotecario es posible obtener los intereses mas baratos en el mercado, entonces esta es la mejor opción para reunificar créditos.

¿Reunificación de deudas y su préstamo hipotecario ¿conviene?

Las deudas de tarjetas de crédito pueden ser agobiantes debido a los tipos de interés excesivos que la mayoría de las empresas están cargando. No ayuda que muchas personas gastan más de lo que pueden pagar y los resultados son la morosidad en lo pagos y esto hace subir aun más las tasas de interés.

Si usted no puede de mantenerse al día con todos sus gastos mensuales, refinanciar la hipoteca para pagar una deuda de tarjeta de crédito le puede dar un respiro. Básicamente, las tarjetas de crédito se convertirán en deuda asegurada que se paga durante un período de 15 a 30 años, dependiendo de los términos de su hipoteca. La cantidad que usted paga cada mes será más asequible, y es probable que mejore su porcentaje de crédito con pagos a tiempo en el préstamo refinanciado.

En pocas palabras, el refinanciamiento hipotecario para consolidar deudas, significa cerrar una cuenta, abrir otra con una nueva cantidad de préstamo, la cual incluye el dinero con el que se pagarán las deudas de las tarjetas de crédito y préstamos personales.

¿Refinanciarse es una buena opción?

El refinanciamiento es una buena opción si la cantidad de dinero que puede obtener a través de la financiación es suficiente para pagar completamente sus deudas de tarjeta de crédito y préstamos personales, siempre y cuando no sea inferior a lo que usted paga mensualmente unificando todas sus deudas.  De esta manera podrá agrupar sus deudas a un plazo mayor y tendrá un único pago mensual de todas sus deudas y con un interés más bajo.

Hay otras soluciones financieras de pago de deudas para las personas que no cuentan con una propiedad y no les es posible realizar una reunificación de deudas con hipoteca. La opciones son: negociar deudas, liquidación de deudas y reunificación de deudas sin hipoteca.

En LP Financiación podemos ayudarte a resolver todas tus deudas.

Leave A Comment

Call Now Button