Consejos y soluciones para pagar deudas

Si tuviéramos en nuestra mano una varita mágica para que nos concediera un deseo, más del 15% de los hogares en España pedirían terminar con sus deudas. Es uno de los mayores quebraderos de cabeza de nuestra economía familiar. Tener deudas por préstamos -la mayoría en forma de tarjetas de crédito- se ha convertido en algo cotidiano asociado a la expresión “no llegar a fin de mes”.

Dejando a un lado la fantasía, existen otras formas de solucionar esta situación que en más de una ocasión nos trae de cabeza. En este post os planteamos la respuesta a preguntas frecuentes y algunos consejos para liberarnos de las deudas.

Cómo eliminar deudas de tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito y préstamos “rápidos” son las deudas más habituales que menoscaban nuestra economía. La mayoría son fáciles de solicitar y acceder a un dinero extra para pequeños gastos o imprevistos.

Sin embargo, los altos intereses y otras condiciones asociadas a la concesión de estos microcréditos como pueden ser los impagos, producen situaciones difíciles de superar y, más cuando se repiten a largo plazo por determinadas circunstancias como una mala situación en las finanzas personales.

Tarjetas de crédito

En este último caso, nuestra primera recomendación es actuar lo antes posible. Si bien es cierto que muchas tarjetas y préstamos de este tipo cuentan actualmente con un “seguro” frente a impagos y que en muchas ocasiones contemplan una negociación de la deuda, esto puede suponer un incremento de lo que va a pagar finalmente frente al dinero solicitado, ya que en muchos casos lo que ofrecen es “empezar de cero” aumentando los plazos y con los intereses acumulados.

Cuando no se trata de una, sino de varias tarjetas y la situación se repite la solución más viable es plantearse una reunificación de deudas. Dependiendo de su situación financiera y nivel de ingresos, su banco  podría ofrecerle esta vía, pero por lo general, cuando se trata de solucionar deudas, lo habitual es encontrarse con un “NO” como respuesta.

En estos casos, la refinanciación es más viable a través de empresas especializadas como LP Financiación ya que negociamos no con un banco sino con varias entidades bancarias y empresas de capital privado con un estudio previo gratuito para cancelar esas deudas y obtener un nuevo préstamo en las mejores condiciones y, que en la mayoría de los casos se obtiene un ahorro respecto a los pagos que venía realizando, así como plazos e intereses más asequibles para su economía, además de la comodidad de pagar todo en una cuota única mensual.

¿Es importante tener nómina?

Por decirlo de alguna manera, una nómina o salario es la carta de presentación frente a cualquier acreedor o entidad bancaria cuando vamos a solicitar un préstamo o en nuestro caso para la reunificación y cancelación de deudas. Sin nómina no hay paraíso o quizás sí.

Disponer de una nómina como trabajador asalariado no es imprescindible para solicitar una refinanciación. Puede perfectamente estar jubilado y tener unos ingresos mensuales mediante su pensión, o incluso otros ingresos como pueden ser las rentas por alquiler de bienes inmuebles. También puede tratarse de un profesional autónomo, siempre y cuando disponga de unos ingresos frecuentes en un plazo continuado, al menos en el último año.

En el caso remoto de no disponer de nómina, ni de ingresos de ningún tipo, la opción de la reunificación y cancelación de deudas es más compleja y tendríamos que recurrir a avales o incluir en la operación a otras personas de su entorno familiar o más cercano que sí cuenten con nómina para cubrir los pagos del nuevo préstamo.

Tengo deudas con Hacienda, ¿cómo puedo cancelarlas?

Si hay un tipo de deudas que debe solucionar de forma prioritaria son las que haya contraído con la Administración. Se puede hacer de diversas formas ya sea a través de una declaración de la renta o directamente presentando un aplazamiento, aunque no te librarás de pagar intereses.

En el caso de tratarse de un trabajador autónomo existen también otras vías como tramitar la Ley de Segunda Oportunidad en la que la deuda tanto con la administración pública como con otros acreedores puede aplazarse sin intereses durante unos años, por lo general 5 años y en el caso de entidades bancarias conseguir incluso una rebaja o “quita”.

Ayuda a resolver mis deudas disponer de una hipoteca

Disponer de una vivienda con hipoteca es para la mayoría de las entidades bancarias y de capital privado un “seguro” o garantía frente al nuevo préstamo. A la hora de unificar las deudas se suele incluir la cuota de la hipoteca ya que es el préstamo que más preocupa y sobre el que la entidad que va a permitir realizar la operación de cancelación de deudas con lo que llaman “garantía hipotecaria”.

Hipotecas

Soy funcionario, ¿tengo más garantías de conseguir aprobar una refinanciación de mis deudas?

Trabajar para la administración pública y más siendo funcionario de carrera, supone para las entidades bancarias una “garantía”, por la estabilidad laboral. Sin embargo, necesitará como en todos los casos presentar un estudio sobre su situación financiera y el total de las deudas que debe cancelar para establecer un nuevo préstamo.

Como cualquier otro trabajador su nómina y otras garantías como los bienes inmuebles hipotecados son el principal billete para reunificar sus deudas.

¿Qué tipos de interés ofrece la reunificación de préstamos?

Los tipos de interés que pueden ofrecerle mediante entidades bancarias y otros productos de empresas de capital privado suelen ser algo más altos que cuando solicita un préstamo para otros fines a título particular. Esto se debe al riesgo de la operación de reunificación de deudas, especialmente cuando la cantidad que necesita cubrir o cancelar es alta y, no cuenta con otras garantías como aval o bienes inmuebles de su propiedad.

Sin embargo, tramitar la reunificación a través de un intermediario como LP Financiación puede conseguir unos intereses más asequibles ya que negociamos con varias entidades y empresas especializadas en préstamos para cancelar deudas, obteniendo mejores condiciones tanto en los intereses como en plazos.

Los bancos no me dan dinero, ¿qué puedo hacer?

Cuando nos planteamos cancelar varias deudas de préstamos o tarjetas de crédito la primera idea es conseguirlo a través de nuestro banco habitual pero no siempre nos ofrecen una solución por el riesgo que supone y los protocolos establecidos para asumir el nuevo préstamo.

Sin embargo, existen empresas de capital privado y otras empresas como LP Financiación que suelen ser desconocidas para particulares y están especializadas en préstamos para reunificación de deudas.

El banco no me da dinero

Estoy en Asnef con 3.000€ y tengo una hipoteca no muy alta. ¿Es viable la reunificación?

Tendemos a pensar que estar en Asnef o un registro de morosidad es el fin para solucionar nuestro problema con las deudas. Sí es cierto que ante los bancos esta situación supone que nos cierren las puertas.

Pero si se trata de una deuda pequeña y asumible y, además cuenta con una hipoteca que no implica un alto porcentaje sobre sus ingresos existen otras vías para acabar con sus deudas.

La negociación del nuevo préstamo es más compleja y se requiere una garantía hipotecaria, liquidando la deuda en Asnef y reunificando todos los préstamos en un único recibo, aunque los intereses pueden cambiar ligeramente.

 

Soluciones viables para pagar deudas

La más solicitada, reunificación de deudas

La reunificación de deudas es la vía más habitual para cancelar préstamos o créditos, principalmente de tarjetas y microcréditos. La solución que podemos ofrecerle requiere de un estudio previo para conocer su situación financiera y puede reportarle un ahorro respecto a lo que paga actualmente con los recibos por separado, incluso en situaciones de impago.

Dependiendo de la cantidad a cubrir es posible que se requiera un aval e incluir bienes inmuebles que representan una “garantía hipotecaria”.

Préstamos con garantía hipotecaria

Contar con una vivienda con hipoteca ofrece una garantía para conseguir la reunificación de deudas. Es la opción más viable y con la que puede conseguir mejores condiciones con una ahorro respecto a lo que paga actualmente por los préstamos por separado.

Debe cumplir con unos requisitos como que las deudas que va a cancelar y la cuantía pendiente de su hipoteca no supere el 80% del valor de la vivienda que presenta como garantía.

Ley de segunda oportunidad

Se trata de un recurso que durante la crisis se aprobó para que profesionales autónomos y particulares pudieran solucionar las deudas contraídas con bancos y la administración pública, cuando su situación económica no les permite asumir dicha deuda, solicitando incluso una rebaja o “quita” y frenar los intereses sobre dicha deuda.

El deudor se compromete a pagar de buena fe la deuda negociada con los bancos con una cuota asumible durante un plazo de unos 5 años y hasta 10 años, siempre y cuando cumpla unos requisitos y que debe acordarse en un juzgado.

Capital privado

Cuando los bancos no pueden ofrecernos una solución para cancelar deudas, las empresas de capital privado cuentan con productos específicos para préstamos a particulares y empresas muy interesantes. Es importante conocer sus condiciones y requisitos, además de las garantías que exigen en situaciones de impago.

Lo recomendable es consultar a asesores y mediadores que trabajamos con estas empresas de capital privado para conseguir la mejor negociación adaptada a su situación y la deuda que necesita cubrir.

 

Summary
Consejos y soluciones para pagar deudas
Article Name
Consejos y soluciones para pagar deudas
Description
En este post os planteamos la respuesta a preguntas frecuentes y algunos consejos para liberarnos de las deudas.
Author
Publisher Name
LP Financiación
Publisher Logo

Leave A Comment

Call Now Button